Best Bike Fuengirola Logo
¿Te gusta? Compártela en tus redes sociales

Te queremos presentar nuestro servicio de Guardabicicletas. Te explicaremos porqué.

«No sé dónde guardar mi bici». «No se si comprarme una bici porque no tengo donde guardarla». «Si dejo la bici fuera me la roban». «Se me ha estropeado la bici después de todo el invierno en la terraza»

Todos nosotros.

«No sé dónde guardar mi bici». «No se si comprarme una bici porque no tengo donde guardarla». «Si dejo la bici fuera me la roban». «Se me ha estropeado la bici después de todo el invierno en la terraza»… y un sin fin más de dudas y problemas que tenemos todos con nuestra bicicleta.

¿Quién no envidia los aparcamientos inmensos de bicicletas que hay en Holanda y otros países? En España no existen esos aparcamientos inmensos de bicicletas, ni siquiera pequeños, donde poder dejar con tranquilidad la bicicleta y protegerla de robos y de la intemperie. Probablemente no los tenemos porque no está normalizada como medio de transporte o bien por desinterés de las instituciones pero no queremos entrar en cuestiones superiores en este post.

Lo que es bien cierto es que en el día a día nos encontramos con averías y desgaste de piezas provocadas por la humedad y temperatura en la intemperie. Nos encontramos con clientes frustrados porque es la tercera bicicleta que le roban en el patio de su urbanización; o personas que viven en un piso sin ascensor y no tienen donde dejarla.

La humedad en sí misma oxida los materiales. Vivimos en una zona donde es imposible huir de la humedad pero siempre estarán mejor las bicicletas en interior, protegidas del viento del mar, las gotas en suspensión y la lluvia.

Además, los cambios bruscos de temperatura y la insolación deterioran los materiales de la bicicleta por lo que tenerlo bajo techo y con puerta cerrada va a ayudar a que dure más nuestra bicicleta.

Los robos de bicicletas son frecuentísimos. No hay candado que se resista a un profesional del hurto de bicicletas. Lo que podemos hacer para evitar que nos roben la bicicleta es tenerla en un lugar visible y con tránsito de gente, bien sujeta con un candado, preferiblemente al suelo, lo más grueso que podamos y, en el mejor de los casos, que la bicicleta esté con nosotros.

Para evitar todo habría que subir la bicicleta a casa y ponerla donde menos moleste. No todo el mundo tiene la suerte de contar con ese espacio en casa y, si no es mucha molestia subirla a casa, acabará en la terraza. Puede que seas un afortunado con trastero y que en este trastero aún quede sitio para tu bici pero, si no lo eres, lo tienes complicado.

A lo largo de estos años muchos clientes nos han pedido que les guardemos la bicicleta en la tienda durante periodos en los que se iban de la ciudad o para usarla a diario porque no podían subirla a su piso.

Hemos querido extender este servicio a todos porque nos parece necesario ofrecer nuestro GUARDABICICLETAS y aportar a nuestra comunidad seguridad y ahorro cuidando de sus bicicletas y sus espaldas.

Al fin y al cabo, todos queremos poder disfrutar de lo que nos gusta sin complicaciones y hacernos la vida más fácil.

BEST·BIKE

¿Te gusta? Compártela en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *